principal | EncontrARTE | autores | foro | contacto | nosotros | archivo
Foros de Aporrea.org
¡Espacio para discutir sobre el Socialismo del Siglo XXI!
Atención: En estos foros no se acepta propaganda opositora ni golpista, en especial referencias racistas, machistas u homofóbicas. Todo mensaje grosero, racista o de propaganda opositora será borrado, y nos reservamos el derecho de bloquear a los saboteadores, al igual que los medios golpistas tienen vetados a los que apoyamos el proceso de cambios. La crítica respetuosa siempre será bienvenida, mas no el saboteo!
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegístreseRegístrese 
 PerfilPerfil   Conéctese para revisar sus mensajesConéctese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 
Silvio Rodriguez: Pobres materialmente

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice de Foros de Aporrea.org -> Socialismo del siglo XXI e ideología
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Cheito






Registrado: 06 Ene 2009
Mensajes: 4012
Ubicación: Bqto

MensajePublicado: Vie Nov 09, 2012 8:30 am    Título del mensaje: Silvio Rodriguez: Pobres materialmente Responder citando

Silvio Rodriguez sobre Cuba escribió:
Pobres materialmente

En la entrada anterior recibimos muchas muestras de solidaridad por el daño que nos hizo el huracán Sandy. Incluso apareció la idea de hacer una colecta para los damnificados, aprovechando los próximos conciertos que haremos por el cono sur americano. Yo respondí pidiendo un poco de paciencia, seguro de que nuestra respuesta al desastre iba a ser inmediata y enérgica, como es costumbre en nuestro país cuando ocurre este tipo de cosas. Por esos días algunos segundaciter@s se hicieron preguntas en voz alta que inevitablemente me llevaron a reflexiones. No era el mejor momento para ponerme a pensar en estas cosas, porque me encuentro ensayando intensamente para la gira, y cuando llego a casa continúo elaborando ideas musicales. Pero ¿quién para el pensamiento? Así que una mañana, muy tempranito, antes de irme a ensayar, esbocé una idea y se la mandé a Guillermo Rodríguez Rivera y a Víctor Casaus, para que me dijeran lo que pensaban. Esta entrada consiste en eso: en lo que tecleé esa mañana y le mandé a mis amigos, y en lo que ellos me respondieron. En cuanto les leí, me di cuenta de que lo dicho por ellos completaba y ampliaba mi planteo inicial. Por eso les propuse que lo publicáramos. En definitiva se trata de asuntos que a todos nos interesan. Víctor, por estar también en un berenjenal de trabajo, fue más parco y “amenazó” con seguir participando aquí en el blog, cuando tuviera un chance.

He aquí lo que yo expuse:

MATERIALMENTE POBRES

La verdad es que somos materialmente pobres. No tenemos grandes yacimientos, excepto de níquel, cuyo valor ha bajado en el mercado mundial en los últimos años. También parece que tenemos algo de petróleo, lo que se está explorando todavía. Estamos rodeados de agua salada pero tenemos poca dulce: no tenemos ríos caudalosos de los que pudiera extraerse fuerza para turbinas generadoras de electricidad.

Nuestro más valioso yacimiento es el humano, porque gran parte del pueblo está instruido, gracias a una política correcta que se instauró desde hace medio siglo. Eso y la tierra, aunque es difícil que un pueblo educado decida dedicarse a la agricultura. Los estudios relacionados con el campo trataron de estimularse, pero la mayoría quería ser médico, ingeniero, arquitecto, o sencillamente vivir en las ciudades. Uno de los dramas anteriores a la Revolución era que las tierras pertenecían a grandes latifundios, generalmente de empresas foráneas; los que la trabajaban no eran propietarios sino peones. La Revolución hizo dos reformas agrarias y repartió tierras a quienes las querían trabajar, pero por una política agraria sin luz larga los hijos de los propietarios de tierras se fueron de los campos, y hoy resulta que hay que importar la mayoría de los alimentos que consumimos, a pesar de que podríamos producirlos.

No me ofende que alguien nos diga pobres, porque somos dignos. Fuimos capaces de lanzarnos a una concepción elevada del ser humano. Quizá pecamos de idealistas, pero teníamos dos mundos que comparar: el injusto que habíamos vivido y el solidario que soñábamos construir. Los desganos actuales no son por falta de memoria: es que los que comienzan a decidir no tienen edad de recordar lo que fuimos. Y ¿qué convence a las nuevas generaciones de que respondan por las vidas de sus abuelos, más que por la propias? El mundo parece funcionar por reglas ancestrales, por lo básico que se suele entender: si trabajas, tienes; si tienes, te das el gusto de hacer lo que desees.

La actualidad parece estar violentando nuestro espíritu al volvernos realistas, lo que en cierto sentido podría parecer que nos empobrece, porque nos hace sacar más cuentas, no sólo de lo que tenemos y aspiramos sino de lo que estamos dispuestos a dar. Muy al principio de la Revolución, Fidel dijo una vez: “Nos casaron con la mentira y nos obligaron a vivir con ella. Por eso nos parece que se hunde el mundo cuando escuchamos la verdad. Como si no valiera la pena que el mundo se hundiera, antes que vivir en la mentira.” (*) Aunque parezca contradictorio, lo cierto es que la forma de ser que teníamos, la más elevada, la más altruista, además de bien, también nos hizo daño: creó demasiada seguridad. Fabricamos un mundo en el que, incluso sin trabajar, algunos podían sobrevivir. Y lo cierto es que somos un país sin mejores recursos que nosotros mismos, los que lo habitamos.

Si pensamos que es justo que todos tengamos derechos, no debemos olvidar que también es muy justo que todos aportemos. Porque no se trata de que por haber nacido nos toquen todas las bondades, y nos las den, y después nos las sigan dando, como si la vida fuera un interminable biberón; se trata de que, porque nacimos y somos ayudados a sobrevivir, tengamos la oportunidad de ganarnos el bien que seamos capaces de realizar. Ese principio, el derecho a lo honradamente trabajado, debiera ser nuestra mayor riqueza.

(*) citado de memoria.

http://www.cubadebate.cu/opinion/2012/11/08/pobres-materialmente/
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Cheito






Registrado: 06 Ene 2009
Mensajes: 4012
Ubicación: Bqto

MensajePublicado: Vie Nov 09, 2012 10:00 am    Título del mensaje: Responder citando

Es un Silvio que pareciera perder la utopía al ver su inviabilidad, pero que en realidad no es eso lo que sucede, lo que sucede es que no todo se puede pretender de un solo golpe.

El caso que nos narra sobre el campo y la producción agrícola es bien trascendente.

No se trata de aceptar que solo con herencia y propiedad es que los campesinos producen y que la utopía entonces muere aplastada por la realidad, es por dos factores:
    1.- Tecnológico: de momento no se puede, pero si se podrá en un poco tiempo, cuando la tecnología agraria brinde sencillez al productor, ¡tanta así!, como que simplemente las máquinas hagan casi todo el trabajo y el campesino sea mas bien un técnico altamente calificado operador de éstas máquinas. Mientras eso llega hay que reformar lo que sea necesario para que funcione(¡mientras!), pero con el mazo dando, entonces los jóvenes-nueva generación deberán ser incentivados a crear estas nuevas tecnologías desde las ciudades de las cuales no se quieren ir al campo.

    2.- Indudablemente, quién en su sano juicio preferirá un campo semi-abandonado, con escuelas patéticas para los hijos, pequeños hospitales que no tienen las principales funciones avanzadas que si tienen los de las grandes ciudades, pueblos rurales de muy poca población, dónde hasta conseguir pareja es un problema, la mayoría son familiares entre si, dónde no hay una vida nocturna atractiva para la juventud, no hay una vida "cultural" de entretenimiento atractiva para nadie en general, dónde las casas y edificios son todos generalmente feos y semi-abandonados que dañan el paisaje y deprimen al mas poeta de todos. Mientras no hagamos de los centros "rurales" pequeñas ciudades hermosas y atractivas, no tan chicas en número de habitantes, no tan grandes para cubrir las tierras a sembrar con edificios, con teatros, escuelas de lujos para los hijos, universidades agrícolas de alta tecnología, equipos e instalaciones deportivas de lo mejor y etc etc, en fin atractivas para hacer una vida incluso luego de conocer las ciudades. Mientras no se consiga ésto, se seguirá vaciando el campo con migraciones a las ciudades.


¿Se imaginan una pequeña ciudad agrícola de unos 100mil habitantes, que luce mas bonita que las grandes ciudades, meno contaminada, con todo lo necesario al alcance en salud, recreación y educación, sin problemas de tráfico, en la cual puedes ser un elevadísimo ténico agrícola que para trabajar básicamente lo que haces es aplicar conocimientos y operar sofisticadas máquinas?
La utopía revive y produciremos alimentos con gusto y no como un sacrificio personal heroico.

Pero para eso, se requiere de planificación a mediano y largo plazo, y se requiere de la búsqueda de la producción de esa tecnología en lugar de esperar a que los capitalistas la hagan y luego monsanto nos la alquile y le entreguemos la utopía a cambio.


Ultima edición por Cheito el Mar Nov 13, 2012 10:32 am; editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Cheito






Registrado: 06 Ene 2009
Mensajes: 4012
Ubicación: Bqto

MensajePublicado: Mar Nov 13, 2012 10:09 am    Título del mensaje: Responder citando

Cita:
La actualidad parece estar violentando nuestro espíritu al volvernos realistas, lo que en cierto sentido podría parecer que nos empobrece, porque nos hace sacar más cuentas, no sólo de lo que tenemos y aspiramos sino de lo que estamos dispuestos a dar. Muy al principio de la Revolución, Fidel dijo una vez: “Nos casaron con la mentira y nos obligaron a vivir con ella".
Eso si que es un matrimonio pesado, y el alienado no quiere divorciarse sino que se la cala sadomasoquisamente.
    - El ojo del amo es el que engorda el ganado.
    - Si no es capitalista, anti-solidario, competitivo, cruel: no camina!
    - Los burgueses generan empleo y mas si les das libertad.
    - Es vital la propiedad privada.
    - No es explotación, te están dando una gran oportunidad y deberías agradecer mas bien.

A la hora de plantearnos salir de algunas de estas cosas, o mejor dicho de todas, y dejar atrás algo que ya luce mas bien al estilo de las cavernas:
Solemos ser un poco infantiles/idealistas.

Luego viene el estrellón contra la realidad, la decepción, y el posible regreso a abrazar esas mentiras que nos repiten todos los días por los distintos medios de difusión.

El llamado es a tener grandeza y astucia, a ser sentipensantes en su nivel mas elevado, para que podamos parir ideas, copiar otras y juntar una propuesta realista que nos aleje de esas mentiras, sin caer en la barrera del infantilismo caprichoso y orgulloso.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Cheito






Registrado: 06 Ene 2009
Mensajes: 4012
Ubicación: Bqto

MensajePublicado: Mie Nov 28, 2012 1:33 pm    Título del mensaje: Responder citando

No fui el único que le respondió a Silvio, solo que yo no lo hice de manera personalizada.

Cita:
Resonancias de “Materialmente pobres”

Silvio Rodríguez: Estas son tres opiniones que me llegaron por correo electrónico, a partir del intercambio de ideas que abrió la entrada “Materialmente pobres”, de este blog.
Joel Suárez es ingeniero, actualmente coordinador general del Centro Martin Luther King. Héctor Arturo es poeta y periodista. Carlos Luque Zayas Bazán trabaja en la Empresa de Investigaciones y Proyectos Hidráulicos de Camagüey.
Los trabajos aparecen en el orden que los recibí.
srd

Aquí el artículo que contiene las respuestas:
http://www.cubadebate.cu/opinion/2012/11/26/resonancias-de-materialmente-pobres/
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Marino56






Registrado: 07 Ago 2012
Mensajes: 6

MensajePublicado: Dom Dic 02, 2012 10:02 am    Título del mensaje: Responder citando

Cuanta razon Smile

_________________
Estudiante de marxismo..... aprendiendo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Cheito






Registrado: 06 Ene 2009
Mensajes: 4012
Ubicación: Bqto

MensajePublicado: Mie Dic 05, 2012 9:52 am    Título del mensaje: Responder citando

Marino56 escribió:
Cuanta razon Smile
A ver, te refieres a lo que dice Silvio, o a alguna de las respuestas que le han dado. ¿Por dónde lo enfocas?

Saludo




PD: me intriga la falta de interés en ésto por parte del foro revolucionario vzlano, las experiencias Cubanas han de ser nuestra brújula, ¿cómo no tener interés en esto?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Marino56






Registrado: 07 Ago 2012
Mensajes: 6

MensajePublicado: Sab Dic 08, 2012 1:08 am    Título del mensaje: Responder citando

Cheito escribió:
Marino56 escribió:
Cuanta razon Smile
A ver, te refieres a lo que dice Silvio, o a alguna de las respuestas que le han dado. ¿Por dónde lo enfocas?

Saludo




PD: me intriga la falta de interés en ésto por parte del foro revolucionario vzlano, las experiencias Cubanas han de ser nuestra brújula, ¿cómo no tener interés en esto?


Lo que dice Silvio obviamente, es la esencia del espiritu revolucionario.

Cita:
Nuestro más valioso yacimiento es el humano, porque gran parte del pueblo está instruido, gracias a una política correcta que se instauró desde hace medio siglo. Eso y la tierra, aunque es difícil que un pueblo educado decida dedicarse a la agricultura. Los estudios relacionados con el campo trataron de estimularse, pero la mayoría quería ser médico, ingeniero, arquitecto, o sencillamente vivir en las ciudades. Uno de los dramas anteriores a la Revolución era que las tierras pertenecían a grandes latifundios, generalmente de empresas foráneas; los que la trabajaban no eran propietarios sino peones. La Revolución hizo dos reformas agrarias y repartió tierras a quienes las querían trabajar, pero por una política agraria sin luz larga los hijos de los propietarios de tierras se fueron de los campos, y hoy resulta que hay que importar la mayoría de los alimentos que consumimos, a pesar de que podríamos producirlos.

No me ofende que alguien nos diga pobres, porque somos dignos. Fuimos capaces de lanzarnos a una concepción elevada del ser humano. Quizá pecamos de idealistas, pero teníamos dos mundos que comparar: el injusto que habíamos vivido y el solidario que soñábamos construir. Los desganos actuales no son por falta de memoria: es que los que comienzan a decidir no tienen edad de recordar lo que fuimos. Y ¿qué convence a las nuevas generaciones de que respondan por las vidas de sus abuelos, más que por la propias? El mundo parece funcionar por reglas ancestrales, por lo básico que se suele entender: si trabajas, tienes; si tienes, te das el gusto de hacer lo que desees.

La actualidad parece estar violentando nuestro espíritu al volvernos realistas, lo que en cierto sentido podría parecer que nos empobrece, porque nos hace sacar más cuentas, no sólo de lo que tenemos y aspiramos sino de lo que estamos dispuestos a dar. Muy al principio de la Revolución, Fidel dijo una vez: “Nos casaron con la mentira y nos obligaron a vivir con ella. Por eso nos parece que se hunde el mundo cuando escuchamos la verdad. Como si no valiera la pena que el mundo se hundiera, antes que vivir en la mentira.” (*) Aunque parezca contradictorio, lo cierto es que la forma de ser que teníamos, la más elevada, la más altruista, además de bien, también nos hizo daño: creó demasiada seguridad. Fabricamos un mundo en el que, incluso sin trabajar, algunos podían sobrevivir. Y lo cierto es que somos un país sin mejores recursos que nosotros mismos, los que lo habitamos.

Si pensamos que es justo que todos tengamos derechos, no debemos olvidar que también es muy justo que todos aportemos. Porque no se trata de que por haber nacido nos toquen todas las bondades, y nos las den, y después nos las sigan dando, como si la vida fuera un interminable biberón; se trata de que, porque nacimos y somos ayudados a sobrevivir, tengamos la oportunidad de ganarnos el bien que seamos capaces de realizar. Ese principio, el derecho a lo honradamente trabajado, debiera ser nuestra mayor riqueza.


Lo lei de nuevo y realmente emociona Smile
Saludos.

_________________
Estudiante de marxismo..... aprendiendo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice de Foros de Aporrea.org -> Socialismo del siglo XXI e ideología Todas las horas están en GMT - 4.5 Horas
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Powered by phpBB © 2001, 2002 phpBB Group
Copyleft 2002-2007 Aporrea.org